Socios Inmobiliarios? 7 Tips

Socios Inmobiliarios? 7 Tips



Tener un socio es una muy buena alternativa para un por varios motivos. Al comienzo puede parecer simple tener uno o más socios, pero al transcurrir el tiempo van surgiendo diferentes tipos de problemas, por eso hay que tener CLARIDAD para comunicar lo que esperábamos, DIVIDIR el trabajo y separar ROLES..

les da 7 Tips para elegir el socio correcto para tu inmobiliaria.





Como elegir un socio para una Inmobiliaria. 7 Tips




1 - Se honesto

Si quieres aceptar a un socio en tu idea de negocio, hazlo y si no quieres no lo hagas. Igualmente si quieres aceptar ser el socio en una idea ajena hazlo si te convence y si no te convence no lo hagas. No importa si es solamente un conocido o si es tu pareja, tu hermano, tu mejor amigo, tu mamá, tu hijo o tu mascota de la infancia; dile realmente lo que piensas tranquila y amorosamente desde el principio y evítate gritárselo en forma de reproche seis meses después. Aquí te comento que por ejemplo al poner mi primera empresa dos de mis mejores amigos a los que invite como socios me dijeron “No Gracias” y aunque en un principio me ofendí un poco, esa honestidad ha logrado que hasta hoy seamos buenos amigos.





2 - Di lo que esperas RECIBIR

Si aceptas una sociedad por dinero, dilo. Si es por vocación, dilo. Si es porque es tu mamá quien te lo propone y solo quieres ayudarla, dilo también. Sé muy claro con cuáles son tus EXPECTATIVAS de dinero, de carga de trabajo, de renombre, etc. Aquí te pongo por ejemplo a la esposa de un cliente que muy claro le dijo que ella esperaba una muy buena ganancia de su trabajo, independientemente de su matrimonio, ella quería dinero. Él, que ya llevaba años corriendo el negocio antes de conocerla dijo “Te amo pero no gracias”. Ahora cada uno tiene su empresa independiente y a cada uno le va muy bien.





3 - Di lo que estás dispuesto a DAR

Si estás dispuesto a trabajar los 7 días de la semana o solamente los fines de semana, dilo. Quizás no quieras trabajar toda la semana y solo quieras enfocarte en la empresa 2 días pero estás dispuesto a poner 90% del capital inicial ¿Es eso válido? Dependerá de tus socios. Por ejemplo un amigo es el que se encarga de manejar por completo una empresa cuyo capital inicial fue aportado por otras dos personas que no realizan ningún trabajo; la empresa está dividida en tres partes iguales porque así lo decidieron todos.





4 - Aclara y negocia el equilibrio entre tu aportación y tus ganancias

Si estabas dispuesto a aportar todo tu tiempo pero entonces todos tus socios decidieron que el primer año no se pagaran un sueldo ¡Levanta la mano y recuérdales que comes! Igualmente si estás poniendo el 90% del capital inicial aclara que lo haces porque quieres el 90% de la empresa o el 60% o lo que sea que estés pensando. Todo dependerá de cómo NEGOCIEN tú y tus socios. Aquí recuerda, puede ser que aportes todo el capital pero si otra persona aporta todo el trabajo puede ser que incluso merezca más acciones de la empresa que tú.





5 - Divide cargas de trabajo

Te conviene ser lo más claro posible respecto a quién se encarga de cada cosa y qué persona es responsable de cada área. Si son varios socios pongan atención a la fortaleza de cada uno, a lo que les gusta y a lo que no les gusta. Busquen la automatización sea con personas o tecnologías.





Seguinos en Facebook

Tips y noticias para tu Inmobiliaria







6 - Separa los ROLES personales y profesionales

Si decides emprender con un miembro de tu familia, un amigo o -la prueba de pruebas- tu pareja, ten muy claro que el hecho de que se convierta en tu socio será un ROL DISTINTO y ADICIONAL. De esta manera, si deciden emprender juntos y la relación como socios no funciona o llega a su fin, la relación personal podrá seguir existiendo. Igualmente si son pareja y deciden paulatinamente no seguir siéndolo, podrán continuar siendo socios como personas maduras.





7 - Aclara muy bien la inversión inicial y la división de la misma

De nuevo, no se trata solo de dinero. De hecho, el trabajo humano, las horas de trabajo son muchas veces más valiosas que el dinero aportado al inicio. Esto lo aprendí en un curso de finanzas y también por años de experiencia propia y situaciones de otros empresarios y emprendedores. Por ejemplo: si al inicio tu pones 1000 dólares para una computadora pero tu socio trabaja 3 años de su vida y tú te mantienes a un lado ¿A quién le corresponden más acciones? ¿Quién se quedaría con qué en caso de terminar la sociedad? ¿Cuánto vale ahora tu inversión siendo que la computadora ya está depreciada?





Fuente:

En pixelinmobiliario.com ofrecemos un sistema de Página Web para Inmobiliarias con una mínima inversión y en 24hs. tendrás tu pagina online. Lo invitamos a probar el DEMO de forma GRATUITA y sin tener que brindarnos ningún dato personal.